Empresas digitales: Todos con todos y todos contra todos

Empresas digitalesDesde la popularización de Internet, a finales de los 90 e inicios del temido año 2000, todos los usuarios de la misma podemos emprender y hacer nuestro proyecto internacional en pocos minutos. El verdadero poder de los clics había nacido: crear marcas globales.

La banda ancha, la limitada velocidad de conexión a Internet desde diversos países fue un impedimento al inicio, pero luego todos nos olvidamos de ello, porque llegó Google y puso a disposición nuestra la mayoría de contenidos digitales publicados alrededor del mundo; Wikipedia también contribuyó a la difusión del conocimiento, en realidad todos lo hicimos: Google indexa y Wikipedia ordena todo el contenido que nosotros creamos.

Hemos creado Internet tal y como la conocemos, nuestras preferencias dictan las tendencias y las empresas se adecuan a nuestras exigencias, si no lo hacen perderán usuarios, nosotros perderemos el interés en sus productos y/o servicios y pronto algún competidor captará nuestra preciada atención: usualmente nuestra preferencia es temporal, eso es algo que deben cuidar todas las compañías.

Internet: Todos con todos

En Internet te puedes asociar con todo el mundo, tener referencias de conocidos y link tras link llegar a personas en el otro lado del mundo, en realidad en cualquier continente, hasta donde llegue tu imaginación, entusiasmo y ganas de descubrir o conocer nuevas culturas.

El año 2003 leí un libro sobre seguridad informática, contacté con Javier, su autor, y hoy en día seguimos charlando desde Facebook sobre temas relacionados, negocios, viajes y la familia: se sembró una amistad sin fronteras que perdura con el tiempo.

El año 2004, al finalizar mis labores de supervisión y administración de redes en SENATI, me senté frente a un equipo, vi un messenger abierto y cuando iba a cerrarlo, se abrieron dos ventanas de conversación, expliqué de inmediato que yo no era la persona que ellos creían, uno de ellos no respondió, pero la otra persona sí y quiso continuar hablando conmigo, sin conocerme de nada.

Debo confesar, entre risas, que esa chica a la que agregué debido a su petición y curiosidad, causó muchas más emociones en mi vida. Nos conocimos más, Cindy desde USA y yo desde Perú: el amor nació desde datos transmitidos por una webcam a través del hombrecito verde de Microsoft, desde llamadas telefónicas por VoIP y envíos entre ambos países; la tecnología e Internet lo hacían posible.

Hace poco leí una noticia donde despidieron a un empleado de una empresa americana por tercerizar o subcontratar a freelances chinos, los cuales hacían el trabajo de esta persona, el americano cobraba varios cientos de miles de dólares al año, mientras pagaba $50.000 anuales a otros para que hagan su trabajo; existen opiniones a favor y encontra de esto último, pero fuera de ello, todo esto es posible gracias a Internet, contactamos con personas fácilmente, las conocemos, confiamos en ellas y cerramos negocios en cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

En Internet, todos son tus potenciales clientes, proveedores y asociados: todos estamos con todos o podemos estarlo.

Internet: Todos contra todos

Al globalizarse los negocios de forma tan sorprendente, en tan poco tiempo y de manera tan fácil, muchos emprendieron, crearon servicios por Internet de estudios que habían cursado, así podías realizar trabajos de desarrollo o diseño web, por ejemplo, para personas o empresas en España, Inglaterra, USA, etc.

Más adelante, con la cartera de clientes que disponías y los ingresos medianamente fijos, podías reinvertir y contratar personas para así expandir tus servicios, pues más personal debe traducirse en más beneficios.

Internet te da poder, puedes competir de tú a tú contra las grandes empresas, la web es la misma para todos, puedes tener un sitio exactamente igual a otro o hacerlo aún mejor y seguir siendo una empresa pequeña o incluso una persona natural.

Nada en Internet es totalmente original, quizá ya nada en el mundo lo sea, todo es basado en ideas previas y todas son inspiraciones de cosas existentes; sin embargo, no olvides incluir tu creatividad, tu propia firma en lo que hagas, buscar ser único, te lo digo yo, que cometí el error de lanzar una red de medios digitales el año 2007 y su primer diseño fue parecido al de otra que tenía más popularidad, ello puede darle una mala imagen a tus proyectos, lo cual no vale la pena.

En aquel entonces cometí el error de obviar el copyright de un diseño, era un novato y tenía que aprender; desde entonces, todo lo que hacemos en la empresa tiene firma propia y es registrado en Indecopi para poseer los derechos totales de ello.

Ante los problemas en la guerra “todos contra todos” no hay que desanimarse, no es el fin del mundo, estamos para aprender, todos somos perfectibles; cada error debe darte una lección y en cada lección se fundará tu experiencia.

Todos contra todos. Se diversifica la oferta a nivel mundial, la empresa Yahoo! aún te ofrece en su buscador, un directorio de enlaces y noticias incluidas; sin embargo, Google te ofrece únicamente su buscador y lo complementa con otros servicios en la parte superior por medio de enlaces; como usuario tú decides, tu tiempo de permanencia en una página, tus clics, tu preferencia y recomendación (marketing de boca a boca o efecto bola de nieve) es lo que se traducirá en éxito para las marcas.

Según mi experiencia, lo mejor es buscar asociados, aún tus competidores en tu sector pueden asociarse contigo y de esas alianzas estratégicas ambos podrían beneficiarse. Los negocios nunca duermen y es mejor expandir tus horizontes, recuerda “no importa como empieces, lo que importa es como termines”, mientras tengas vida todo es posible.

No sé si creas en Dios o no, pero en mi formación familiar he tenido influencia cristiana y justo es Jesús quien reafirma la última parte del párrafo anterior en Marcos 9:23: “¿Cómo que si puedo? para el que cree todo es posible”.

Visitantes llegan a esta pagina buscando:

Aún no hay registros sobre este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>